viernes, 10 de diciembre de 2010

Duros inviernos

A veces me molesta, o mejor dicho, me saca totalmente la gente que se queja por cosas tan superficiales. Si supieran que hay cosas horribles que la gente pasa a lo largo de su vida, y me encuentro con que una amiga se pone mal porque no le alcanza para comprarse determinada prenda de ropa, o con que una nena de a penas 13 años llore porque un chico no le da bola y demás...

Hoy me acordé no sé bien con qué comentario que me hizo seguramente mi mamá. Hace muchos años, alrededor del 2003 aproximadamente, no me acuerdo bien, mi mamá se quedó sin trabajo, de mi papá no se podía esperar nunca nada, mi hermana y yo teníamos entre 15 y 10 años, y no podíamos ser de ayuda alguna. Fue hace tanto tiempo, que ya no recuerdo cuántos días fueron los que pasaron en ese invierno, que nos faltó TODO.

Me acuerdo que yo sólo tomaba té y los saquitos los volvía a guardar por si la cosa se ponía seria y teníamos que aguantar más tiempo. Mi mamá sólo tomaba mate y mi hermana comía unos kellogs sin azúcar que había comprado mi mamá mucho tiempo antes.


Así estuvimos unos cuántos días. Algo que por suerte mi memoria con el paso de los años fue borrando un poco... Pero ese invierno lo sufrí, me dolió muchísimo ver cómo sufría mi mamá cada noche por no poder darnos de comer, con sólo 10 años supe lo que era que tu papá, esa persona que te dió la vida, te de la espalda por completo, ya que su ayuda fue totalmente NULA.
Yo gracias a Dios, lo sufrí por unos días, pero ¿Y la gente que lo sufre durante el año? ¿La gente que por más que lo intente, no consigue trabajo en este país? ¿Y los indigentes que están en la calle y lo perdieron todo?